viernes, 24 de agosto de 2007

TOMAMOS UN MATE ??????


El mate no es una bebida.
Bueno, sí. Es un líquido y entra por la boca.

Pero no es una bebida.
En este país nadie toma mate porque tenga sed.
Es más bien una costumbre, como rascarse.
El mate es exactamente lo contrario que la televisión: te hace conversar si estás con alguien, y te hace pensar cuando estás solo.
Cuando llega alguien a tu casa la primera frase es "hola" y la segunda "¿unos mates?".

Esto pasa en todas las casas.

En la de los ricos y en la de los pobres.

Pasa entre mujeres charlatanas y chismosas, y pasa entre hombres serios o inmaduros.

Pasa entre los viejos de un geriátrico y entre los adolescentes mientras estudian.

Es lo único que comparten los padres y los hijos sin discutir ni echarse en cara.
Peronistas y radicales ceban mate sin preguntar.

En verano y en invierno.
Es lo único en lo que nos parecemos las víctimas y los verdugos; los buenos y los malos.
Cuando tenés un hijo, le empezás a dar mate cuando te pide.

Se lo das tibiecito, con mucha azúcar, y se sienten grandes.

Sentís un orgullo enorme cuando un esquenuncito
de tu sangre empieza a chupar mate.

Se te sale el corazón del cuerpo.
Después ellos, con los años, elegirán si tomarlo amargo, dulce, muy caliente, tereré,
con cáscara de naranja, con yuyos, con un chorrito de limón.
Cuando conocés a alguien por primera vez, te tomás unos mates.
La gente pregunta, cuando no hay confianza: "¿Dulce o amargo?".

El otro responde: "Como tomes vos".
Los teclados de Argentina tienen las letras llenas de yerba.
La yerba es lo único que hay siempre, en todas las casas.

Siempre.
Con inflación, con hambre, con militares, con democracia, con cualquiera de
nuestras pestes y maldiciones eternas.

Y si un día no hay yerba, un vecino tiene y te da.
La yerba no se le niega a nadie.
Éste es el único país del mundo en donde la decisión de dejar de ser un chico y empezar a ser un hombre ocurre un día en particular.

Nada de pantalones largos, circuncisión, universidad o vivir lejos de los padres.
Acá empezamos a ser grandes el día que tenemos la necesidad de tomar por primera vez unos mates, solos.

No es casualidad.

No es porque sí.
El día que un chico pone la pava al fuego y toma su primer mate sin que haya nadie en casa, en ese minuto, es que ha descubierto que tiene alma.

O está muerto de miedo, o está muerto de amor, o algo: pero no es un día cualquiera.
Ninguno de nosotros nos acordamos del día en que tomamos por primera vez un mate solo.
Pero debe haber sido un día importante para cada uno. Por adentro hay revoluciones.
El sencillo mate es nada más y nada menos que una demostración de valores...
Es la solidaridad de bancar esos mates lavados porque la charla es buena.

La charla, no el mate.
Es el respeto por los tiempos para hablar y escuchar, vos hablás mientras el otro toma y es la sinceridad para decir: ¡Basta, cambiá la yerba!".
Es el compañerismo hecho momento.

Es la sensibilidad al agua hirviendo.
Es el cariño para preguntar, estúpidamente, "¿está caliente, no?".
Es la modestia de quien ceba el mejor mate.

Es la generosidad de dar hasta el final.
Es la hospitalidad de la invitación.

Es la justicia de uno por uno.

Es la obligación de decir "gracias", al menos una vez al día.

Es la actitud ética, franca y leal de encontrarse sin mayores pretensiones que compartir. Entonces...¿Tomamos unos mates?
Del libro "Mas respeto que soy tu madre" editado en España, su autor es Hernán Casciari, argentino, radicado en Barcelona.

14 comentarios:

Mari dijo...

Sip, tomemos un matienzo.

xtco dijo...

pues estoy esperando ver in situ y tomar un mate preparado por un/a argentin@...

bxcx

Miri dijo...

No yo no me acuerdo del día que tomé mate por primera vez, pero sí del día que tomamos juntas y lo quiero repetir!TOMAMOS UNOS MATES???
Un beso grande de tu amiga que te quiere muuuuucho!

Bohemia dijo...

a través de mi amiga uruguaya he aprendido mucho sobre el ritual del mate...

BSS

Rosamary dijo...

Hola,Maisa, muchas gracias por tus felicitaciones, te agradezco que pasaras por mi blog por que así te he podido conocer y te voy a agregar a mi blog, para ver el tuyo más a fondo, pero de lo que he visto en este, me ha gustado mucho tu buen humor y tu forma de pensar, yo también me siento como dices en tu poesía, más joven de la edad que tengo.
Tu otro blog de astrología está precioso, sobre todo las imágenes, a mi me gusta todo sobre tarot y horoscopos.
Tendré que probar esos mates tan ricos.
Besos desde España, aquí tienes a una amiga, si me aceptas,claro.

El Señor de Monte Grande dijo...

Que bueno, es verdad el primer mate solo y todos los mates solos que importantes son.

Me voy a hacer unos mates ( aver si desaparece el perfume a ajo, jeje)

Un abrazo desde MG, vecina

Princesa Dariak dijo...

Siiii!!! Tomemos uno mates!...
CinQue ya se acostumbrò a esas tardecitas de mate y lo que venga.
...
que tambien me voy a preparar unos mates! yaaaaaaaaaa

Un abrazo de Luz.

Rosamary dijo...

Hola, Maisa estoy aquí de nuevo para decirte que releyendo en tus paginas, me han emocionado mucho, siento lo de tu perrita, yo tengo dos perros y siempre pensé que son como angelitos, que están al lado para protegernos, sin pedir nada a cambio, en casa se les trata como nuestra familia.
Me gusta tu forma de expresar tus emociones, me identifico contigo en lo referente a educar a los hijos, cuanta razón tienes.
Muchos abrazos para ti,de corazón amiga Maisa.

spadelosviernes dijo...

Estaba fuera y se me pasaron lo días. Ya me he recuperado y te felicito por tu premio. Aquí en España no tenemos algo tan bueno como los mates y eso duele, sobre todo al leer la descripción que transcribes. Yo lo sustituyo-malamente- con té con hielo y limón. Seguro que no es lo mismo.
Besos

CinQue dijo...

Todavía no me acostumbro, demasiado amargo para mi, además no puedo tomar caliente, tengo lengua de gato, pero lo hago alguns veces para acompañar a Dariak...

Muaaa.

lágrimas de mar dijo...

una maravillosa costumbre que acompaña a generaciones enteras
besos

lágrimas de mar

crichard dijo...

uy me dieron ganas de guitarra fogata montaña y obvio...un mate!!!

MRG dijo...

Como verás, llegué hasta aquí... porque me DEVORÉ tu blog (y me flata aún)
Un post, me llevó a otro, y otro más y otro más.
Luego, mas detenida, ví que fuimos juntas premiadas por BohemiaMar por el blog solidario... que despitadas soy, como no lo ví antes? Compartimos escenario, amiga, jajaja.

Coincidencias que encontré... miles.

A ver. Lo del mate TODO, y más que soy casi una adicta a la infusión nuestra y al WEb-blog de una mujer gorda (mas respeto que soy tu madre) es genial.


Me hiciste llorar con la historia de tus hijos, tu hija en España... en fin, todo.

Me quedé para leer más pero quise dejarte antes un comentario.

Así que... acá estoy. Tomando unos mates frente a la PC y escribiéndote.

Bueno Sra., le dejo todos mis respetos ¿eh? ha sido un gusto y desde ya agregaré su blog a los links de mis visitas obligadas, cuando pego la vuelta recorriendo el "espinel"

Te dejo todo mi cariño, abrazos de oso, besos y demás

Ven a visitarme si lo deseas.
Yo siguiré por aquí SEGUROOOOO
MARIA
ROSA

periquita dijo...

Pues mira tu, el mate es toda una institucion¡Cuanto diera yo por compartir un mate de esos con ustedes! Algun dia sera que nos miremos las cartas frente a un mate alla o a un cafe negro aqui.
Besos